Publicidad

¿Qué hacer para migrar un dominio?

Trabajando con carteras de dominios puede darse la condición de que necesitemos primar un nuevo nombre de dominio para nuestra actividad económica dejando de explotar uno más antiguo, esto es, sustituir nuestro dominio actual por otro. Aunque pueda parecer una actividad sencilla por su carácter meramente técnico, no debemos caer en engaños: la mudanza de una web y sus contenidos implica factores que de no tenerse en cuenta pueden acabar destrozando tanto el dominio antiguo como el nuevo.

En primer lugar conviene tener en cuenta que el dominio antiguo, con el tiempo que lleva activo en la red, ha acumulado una serie de enlaces externos que le benefician de cara al posicionamiento web. Estos enlaces han acrecentado el valor del dominio con el paso de los años y han mejorado su posicionamiento con respecto a ciertas palabras claves. Si migramos sin más, perderemos este preciado trabajo.

En este punto compensa (más que nunca) plantearse la gran pregunta: ¿de verdad necesitamos cambiar el nombre de dominio de nuestra página web? Piensa para qué necesitas realizar la modificación, cuáles son tus objetivos y qué beneficios reales vas a obtener de la misma (ingresos adicionales, quizás mayor tráfico, nombre más fácil de recordar, etc.). Con estos datos sobre la mesa toma la decisión.

La mudanza debe ser progresiva y estar estudiada previamente. Así, conviene que el dominio antiguo redireccione sabiamente al nuevo utilizando las medidas oportunas. Las Herramientas para Webmasters de Google pueden ayudarnos a controlar varios dominios dentro de un mismo rango de una forma sencilla. Demostrando que somos los propietarios del dominio podemos aplicar diferentes redirecciones desde el sistema.

También conviene echar un vistazo a las herramientas de otros buscadores web como Yahoo o Bing y de cualquier otro motor de búsqueda que aporte al sitio web un porcentaje de tráfico por encima del cinco por ciento. No conviene perder tráfico, que se traduce en ingresos económicos a través de publicidad, por un cambio de dominio.

En caso de que quieras que el dominio anterior pase al olvido en los buscadores (algo poco recomendable de primeras, ya que es mejor esperar un tiempo prudencial de meses e incluso años), puedes aplicar técnicas como el no follow sobre los enlaces internos, o comandos adicionales en el robots.txt del dominio para impedir su indexación en buscadores.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>